Trufas de chocolate y galletas

El chocolate no es mi ingrediente favorito. Imagino que para  algunos lectores tal confesión es una locura. Sin embargo,  recuerdo con agrado unas ricas trufas que solía comprarle a una señora que trabajó conmigo.

Esas  bolitas rebozadas de viruetas de chocolate fueron un deleite para mi hermana Kai…por ella me convertí en una asidua compradora de las famosas trufas.

Sin más, aquí tienen la receta

Ingredientes:

100 gr de chocolate semi amargo

100 ml de crema de leche

100 ml de leche condensada

200 gr de galletas Maria (pulverizada). Puede utilizar cualquier otra de su preferencia. Debe ser dulce.

Cacao al gusto

Ron al gusto (opcional)

Almendras trituradas, cacao, viruetas de chocolate o de colores para decorar

 

Preparación:

En una olla colocar la crema de leche y el chocolate. Lo ponemos a baño de maria y esperamos que se derrita el chocolate. Removemos de vez en cuando.

Mientras lo  anterior va sucediento colocamos las galletas en la licuadora y la pulverizamos. Reservamos.

Una vez derretido el chocolate lo bajamos del fuego y en el agregamos la galleta, el cacao y la leche condensada, poco a poco. Vamos mezclando hasta observar que se logra un especie de masa gruesa que se despega de la olla. Es aquí cuando  sugiero que adicione el ron. En este caso prescindí de él puesto que las trufas eran para niños.

A medida que va incorporando las galletas notará que la masa adquiere consistencia. Se pondrá algo pesada para mezclar pero justamente la idea es que se logre firmeza (no dureza).

Si tiene margarina sin sal (la recomiendo) agarre un poquito y frote sus manos con la misma para  manipular la masa de trufas con mayor comodidad. De no tenerla pues acuda a la margarina común.

Tome pequeñas cantidades de masa en su mano y modele a su gusto (por lo general la forma de las trufas es redonda… pero,  ¿quién dijo que es una regla?).

En un plato sopero coloque lo que haya escogido para decorar (yo utilicé pepitas de colores), pase por el mismo las trufas. Colóquelas en un capacillo y a la nevera.

Hágalas de un día para otro, de esa manera tendrán la consistencia adecuada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s