Risotto con champiñones

Imagino que todos los amantes de la cocina han sufrido algún fracaso culinario cuando el resultado de alguna preparación ha sido fatal.

Bueno, mi caso fue todo lo contrario. Quise sorprender a mi esposo con un risotto para navidad (en casa somos atípicos con eso de las costumbres decembrinas, por eso comemos lo que se nos ocurra), por aquello de que nunca lo había comido… después de mi dedicación y de lo sabroso que estaba, él me dijo -con clara expresión de decepción-: ¿eso es?. Casi lloro.

Caímos en una de cuestionamientos sobre su maleducado paladar hasta que finalmente me rendí y culminé concluyendo que  entre gustos y colores nada esta escrito.

A pesar del cuento triste -porque para mi eso significó su indiferencia al risotto- les recomiendo que lo preparen en casa. Es sumamente sencillo, mucho más de lo que pensé. Además queda sabroso – sabroso, claro, si son amantes de la comida italiana y si no tienen un paladar ignorante como el de mi esposo 😦

Ingredientes

1 taza de arroz arborio

1 taza de vino blanco

1/2 cebolla redonda picada menudamente

2 tazas de champiñones picados en tajadas

1 cda de orégano seco

2 cda de aceite de oliva

1 diente de ajo

4 tazas de caldo de pollo/verduras. El de su agrado

Sal al gusto

Queso parmesano al gusto

Preparación

1. Sofreír la cebolla, el orégano,  y el ajo en el aceite de oliva. Esperar que cristalice la cebolla.

2. Agregar el arroz (sin lavar) y mezclar hasta que se impregne con la cebolla y el aceite.

3. Adicionar el vino blanco. Remover constantemente hasta que el vino se evapore.

4. Evaporado el vino, incorporamos el caldo poco a poco -el mismo debe estar caliente-. Yo lo mantuve en la estufa y a medida que el arroz absorbió el caldo fui agregando más hasta que se cocinó el grano.

5. Los champiñones pueden sofreírse con la cebolla o agregarlos 5 minutos antes de apagar el arroz.

6. Rectificamos sal. Cuando el grano este cocino añadimos el queso parmesano. Tanto como nos guste. Apagamos y servimos de inmediato.

Notas

* El caldo de pollo/verduras debe mantenerse caliente a medida que se incorpora al arroz. Lo ideal es tenerlo sobre  la estufa encendida mientras preparamos el plato.

* El arroz arborio tarda unos 20-25′ en cocinar, mientras esto ocurre debemos moverlo constantemente. A decir, verdad no podemos separarnos de él. El movimiento desprende el almidón del arroz y lo convierte en una preparación cremosa, característica del risotto.

* Personalmente prefiero incorporar el champiñon al final de la preparación para conservar algo de su forma. Pero es a gusto del comensal.

Anuncios

Un comentario en “Risotto con champiñones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s