Torta negra con profiteroles ¡He vuelto!

Marzo se convirtió en un mes difícil. Hemos tenido que mudarnos de nuevo. Esta vez a otra ciudad. Sumando, creo que entre mi esposo y yo tenemos unas 30-40 mudanzas encima. No exagero.

Había decidido publicar constantemente pero es que la cosa se ha puesto compleja. Mis niños no se adaptan aun al calor de la ciudad donde nos encontramos y yo, a modo de confesión, tampoco.

Ahí estan unas 15 cajas sin desempacar… he preferido hacer las cosas con calma. Esta vez piano piano.

Hoy les traigo una receta que elaboré en enero pero hasta ahora he podido publicar. Estoy enterada que nos encontramos en abril y no en diciembre. Aclaro el asunto porque en Venezuela la torta negra se consume solo en navidad, excepto en el Zulia que la hacen para celebrar matrimonios. Allá se le conoce como bolo (algunos dicen que es bolo y no torta negra, pero entre una y otra las variaciones son pequeñas)

Como en mi casa comemos lo que se nos antoja cuando se nos antoje, no practico rito culinario alguno. Cocino según los deseos de esta familia.

En esta oportunidad hice la torta para el cumpleaños de una amiga colombiana que delira por la torta envinada, la versión colombiana de la torta negra. Como no tenía ganas de ponerme a experimentar decidí hacerle el ponqué negro venezolano. Para su próximo cumple haré la receta de acá. Ya les contaré como me va.

Hice una versión que publicó Hilmar en su blog. Tiene algunas variaciones.

IMG_7647 (2)

 

Ingredientes
2 tazas de frutas secas maceradas* a temperatura ambiente.

175 grs. de mantequilla sin sal

75 grs. de chocolate para fundir. (Utilicé 25 grs de chocolate oscuro amargo y el resto semi-amargo)

1/4 cdta. de sal

1 2/3 taza de azúcar morena (Hilmar mezcla blanca y morena)

5 huevos

2 tazas de harina

1 cucharadita de polvo de hornear tipo Royal

 

Preparación

1. Calentamos el horno a 180°.

2. Enmantequillamos y enharinamos un molde redondo o de su preferencia.

3. Derretir el chocolate en baño de maría y dejar enfriar un poco.

4. Batir la mantequilla y la sal hasta cremar. Incorporar, sin dejar de batir, el azúcar en forma de lluvia.

5. Agregamos, uno a uno, los huevos, batiendo bien después de cada adición.

6. Añadimos el chocolate derretido.

7. Con movimientos envolventes, se agregan, por partes, la harina cernida con el polvo de hornear y la maceración de frutas, terminando con la harina.

8. Horneamos por unos 50’ o hasta que al introducirle un palillo, salga seco.

9. Sacar del horno, dejar reposar unos minutos, desmoldar sobre una rejilla y con una brocha barnizaar con algo de licor o del líquido que sirvió para macerar.

 

Notas:

* Cada quien elabora la maceración a su gusto. Yo utilizo almendras, mani, nueces, uvas y ciruelas pasas, frutas confitadas, brevas en almíbar… especias (canela, clavo, nuez moscada…) todo bien cubierto con una mezcla de ron, vino tinto y cerveza  negra.

¡Ah! les debo la receta de profiteroles, a ver cuando hago para los comensales de este hogar 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s